Saltear al contenido principal
Perfecto Para Viviendas Multifamiliares: Sensores Meteorológicos Modulares Para Sistemas Domóticos LUXORliving

Perfecto para viviendas multifamiliares: sensores meteorológicos modulares para sistemas domóticos LUXORliving

Gracias a nuestros sensores meteorológicos modulares se pueden conectar varios sistemas domóticos LUXORliving autárquicos a un sensor meteorológico común. De esta forma solo se necesita un único sensor meteorológico para controlar en distintos sistemas LUXORliving persianas, toldos y persianas enrollables independientemente de las condiciones meteorológicas.

El sensor meteorológico LUXORliving M100 se monta en la pared de la casa o en el tejado de, por ejemplo, una vivienda multifamiliar o una edificio de apartamentos. Los datos meteorológicos registrados (temperatura, lluvia, viento, luminosidad) se envían para su evaluación a una o hasta veinte centrales meteorológicas LUXORliving M130. Desde aquí los sistemas domóticos LUXORliving de cada una de las viviendas reciben sus comandos de control. Así en cada vivienda se puede determinar de forma individual la participación de las cortinas individuales y los valores límite definidos para estos participantes.

Precisamente para las viviendas multifamiliares son especialmente adecuados los sensores meteorológicos modulares: en lugar de una estación meteorológica para cada uno de los sistemas LUXORliving solo se necesita un módulo de sensores meteorológicos. Esto reduce considerablemente los costes de aparatos y montaje. Además la estética de la casa no se ve afectada por varias estaciones meteorológicas.

El sensor meteorológico está diseñado como un sensor combinado: tres sensores de luz garantizan una medición de brillo fiable en tres direcciones. Un sensor de temperatura con un flujo alrededor mide la temperatura exterior de forma mucho más precisa de lo que permiten los sensores internos. Gracias a la calefacción, el sensor de lluvia sensible se seca rápidamente tras un chubasco. Además se descarta un cambio incorrecto al interpretar el rocío de la mañana como lluvia. El robusto anemómetro de hélice mide exactamente la velocidad del viento en caso de nieve y hielo incluso tras años y garantiza que las cortinas se retraigan cuando hay amenaza de tormenta.

Volver arriba